Cada año, 4.500 familias extremeñas depositan su confianza en nosotros

CADA AÑO, 4.500 FAMILIAS EXTREMEÑAS DEPOSITAN SU CONFIANZA EN NOSOTROS.

 

«La Funeraria Correa es la funeraria referencia de los pacenses desde hace más de un siglo», asegura Ricardo Martínez Muñoz, director de Centro de la Funeraria Correa en Badajoz, puesto en el que lleva desde julio de 2010. En la actualidad la Funeraria Correa forma parte de Funespaña, la primera empresa funeraria a nivel nacional en número de servicios, tanatorios y gestión de cementerios. Esta firma comenzó su presencia en Extremadura a través del Grupo Iniciativas Alcaesar, en julio de 2010, y solo en la provincia de Cáceres cuenta con más de 30 tanatorios y velatorios, así como de dos hornos crematorios, uno en Cáceres y otro en Plasencia.A nivel nacional, Funespaña, presta servicio a 65.000 familias en su 90 centros y más de 130 tanatorios.

¿Cuál es su volumen de trabajo en la región?

Cada año, más de 4.500 familias extremeñas depositan su confianza en nosotros para que realicemos el sepelio de sus seres queridos.

Están en un momento de expansión, con la apertura de nuevos centros.

Desde hace más de un año, Funespaña ha comenzado su proyecto de expansión en Extremadura, establecida desde hace tiempo en Badajoz capital con la Funeraria Correa. En este sentido, ha ido incorporando la gestión de los tanatorios de Puebla de Obando y Na- valvillar de Pela. Además, próximamente se formalizará la gestión de dos nuevos velatorios en ciudades importantes de la provincia de Badajoz. De este modo, Funespa- ña reafirma su proyecto de expansión, su compromiso con Extremadura y contribuye, desde su posición, a la creación de empresas y empleo en nuestra región.

¿Cuántos trabajadores tienen en la actualidad?

En Extremadura tenemos más de un centenar de trabajadores.

¿Qué servicios ofrecen a sus clientes?

Desde Funespaña apostamos por la calidad de los servicios funerarios, ofreciendo atención personalizada y cercana para los familia- res en esos momentos tan difíciles.

Para un mejor servicio, ¿es importante la formación de los trabajadores?

Por supuesto. La formación continua de los empleados es funda- mental. Nosotros abogamos por esa formación a través de diferentes cursos, como único medio para alcanzar la profesionalidad en un sector donde es muy difícil encontrar personas con vocación y formación funeraria. De esta forma buscamos hacer realidad nuestros valores empresariales, excelencia en la prestación del servicio, homenaje a la vida, personalización, respeto al medio ambiente e innovación.

¿Qué clase de cursos?

Hay varios, pero podemos destacar los de tanatopraxia, tanatoestética o atención psicológica del duelo, entre otros.

La cremación, ¿es una forma de ser respetuosos con el medio ambiente?

Hay que destacar el aumento progresivo de las cremaciones en Extremadura. Para 2013, la tasa de cremaciones, respecto al número de defunciones, es del 25 por ciento. Es un dato superior al de años anteriores, pero todavía está muy lejos de ciudades como Sevilla o Málaga, donde esta tasa alcanza el 65 por ciento. Este aumento se debe a que la gente cada vez se va concienciando más de que la cremación es más ecológica, limpia y respetuosa con el medio ambiente. Además, es más económica una incineración que un entierro tradicional, por lo que en estos momentos también es una mejor opción para muchas familias.

¿Seguirá aumentando esa tasa?

La lógica dice que sí, hasta que se vaya equiparando con otras regiones.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso.